Search

Cargando...
domingo, 8 de abril de 2012

TRATAMIENTO CON INSULINA EN DIABETES TIPO 1 Y TIPO 2




Diabetes mellitus tipo 2

Las indicaciones para inicio de insulina en pacientes con diabetes mellitus tipo 2

1. Aquellos que no logran llegar a las metas de control metabólico en un lapso de tres meses, a pesar de estar
    recibiendo un tratamiento con antidiabéticos orales en combinación a dosis máximas (secreta gogos de
    insulina más biguanidas y/o tiazolidinedionas e inhibidores de las alfa glucosidasas y/o potenciadores

   de incretinas).

2. Pacientes con episodios de descontrol agudo de la glucemia que impidan el uso de antidiabéticos

    orales (infecciones, procedimientos quirúrgicos, accidentes cerebro vasculares).

3. Pacientes con contraindicación para el uso de antidiabéticos orales (insuficiencia renal crónica, acidosis
    láctica, insuficiencia hepática).

4. Pacientes diabéticas que se embarazan.



Diabetes mellitus tipo 1

La indicación para el uso de insulina en diabetes mellitus tipo 1 es al momento del diagnóstico.

Los esquemas de uso de insulinas en este tipo de diabetes son múltiples y se aplicará de acuerdo a la indicación individual que su médico le prescriba.
Recomendaciones de uso
La administración de insulina se debe realizar en las condiciones más asépticas posibles (lavado de manos previo a la inyección, limpieza de la zona de inyección según se haya indicado...).
Se recomienda rotar y voltear el dispositivo (no agitar) antes de su administración, con el fin de evitar las partículas en suspensión.
Un estudio, comprobó que el adecuado movimiento de los bolígrafos de insulina NPH (inclinar y enrollar en las palmas de las manos las plumas 20 veces antes de la inyección de la insulina) reduce el número de episodios de hipoglucemias.

ZONAS DE APLICACIÓN EN EL CUERPO DEL PACIENTE
Las zonas de administración por vía subcutánea (vía más frecuente) suelen ser muslos, abdomen y brazos, teniendo en cuenta siempre la rotación de las zonas de inyección y el ángulo óptimo de inserción de la aguja.
Se recomienda la monitorización de los niveles de glucosa y la frecuencia se establecerá en función de la evolución del paciente.
Seguir todas las instrucciones específicas contenidas en la ficha técnica para cada especialidad en concreto.
En el caso de viales, es conveniente visualizar el contenido previo a la inyección para confirmar la ausencia de precipitados.
Al sacar del refrigerador no suministrar inmediatamente
CONDICIONES DE CONSERVACIÓN
Todas las insulinas se deben conservar en frigorífico (2-8 ºC).
Una vez abierto el envase, se recomienda mantener a temperatura ambiente (<30º C o 25º C según la ficha técnica) para evitar el dolor del pinchazo.
Una vez empezado el envase se debe desechar a las 4-6 semanas, según se indique en la ficha técnica. No congelar.
Proteger de la luz y el calor.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada